lunes, 19 de septiembre de 2016

¿Contra quién disparamos ahora?


 


Mucho se habla últimamente del matrimonio igualitario y las familias homoparentales, y sobre todo se discute del daño que puede ocasionar a la sociedad y la estructura familiar “natural”. Es un tema complicado que a muchos incomoda, molesta y logra sacar toda la mierda que realmente llevan adentro, porque hasta los más comprensivos se tornan un tanto agresivos de vocabulario. Pero lo que realmente destaca de la mayoría de las críticas, es la carencia de argumentos fuertes que sirvan para tirar abajo la aceptación del nuevo modelo de familia que tiende a ser real. 

La mayoría de estos argumentos, para ser humilde y no decir todos, pueden ser refutados de una manera u otra. Que los niños necesitan el modelo de una madre y un padre (recálquese padre de sexo masculino) ¿Hace falta mencionar las noticias donde los padres, estos supuestos “ejemplos” indiscutibles a seguir violan a sus propias hijas e hijos, si es que no los maltratan peor que a animales? Cada uno puede buscar en todos los diarios que quiera los casos donde ambos padres (entiéndase en este caso sexo femenino y masculino) se olvidaron de sus responsabilidades como “padres”. ¿Me están diciendo que esos son los modelos que hay que tomar? Parece que poco importa que en algunos casos estos progenitores hayan vendido u ofrecido a la venta a sus hijos porque simplemente no los querían, como si fueran comida que se puede tirar o intercambiar por dos pesos.
Los viejos preceptos dicen que los niños necesitan el ejemplo de un padre. Ok. Entonces si entiendo bien, para convertirme en todo un hombre hecho y derecho como la “ley divina” manda, tendría que haber seguido los pasos de mi padre, lo que significa maltratar a las mujeres, tratarlas como cualquier cosa, y levantarle la mano por cualquier razón. Al menos eso hacía mi papá, supongo que por no haber seguido sus pasos hoy soy como soy. ¿Eso es lo que me quieren decir? Entonces deben tener razón.

Si las familias homoparentales hacen tanto daño dando amor a quienes les negaron ese amor por haber nacido no deseado, ¿entonces porque las familias “normales” no dan ese amor que tanto les sobra? Acá muchos dirán que no todas las familias son así, y nuevamente están en lo cierto. Conozco familias que se desviven por sus hijos, son la luz de cada mañana. Pero también están los otros, aquellos que si hubieran podido, los hubieran evitado. Y no les importa admitirlo en voz alta.
Dicen que los hijos de familias homoparentales sufren el acoso de otros niños. Sería bueno que quienes afirman esto se dieran cuenta que si sus hijos atacan a otros, es porque sus modelos a seguir, así se le enseñaron. O sea, usted es el mal ejemplo.

¿Tanto mal puede hacer dar amor a alguien que proteges? ¿De quiénes los cuidan estás familias? De esos que los tiraron como trapos viejos. De esos que dicen defender todos los conceptos y preceptos de la familia, pero están lejos de entenderlos. Porque caminan ciegos por un camino de falsas modestias.

Es un tema complicado donde cada uno tiene su opinión, lo interesante sería que los argumentos en contra fueran más sólidos que un simple “creemos que esta mal”. Mi opinión es una más dentro del montón. Porque creo que los fundamentalistas opositores no se acercan ni un centímetro a la verdad. Y yo tampoco. Pero me toca de cerca. Porque el modelo que tenía que enseñarme fue cualquier cosa menos un ejemplo a seguir. Me toca de cerca porque estoy en contacto con familias “normales” que son despreciables y nadie habla de ellos.


Es un tema complejo; quizás un poco de humor relaje las cosas. Como dije… quizás. 

                                                        
                                               ¡Ves que había una explicación!
 

¡Pero que bolu... que es uno! ¡Era eso!

Sin dudas. Todos entendimos lo mismo.

¡Esta es simplemente genial!





Nota mental: Las imágenes provienen de una página en facebook (el link aparece en varias imágenes), si se animan pueden pasar y leerla. No me hago responsable si sufren alguna alteración hormonal después. =)

2 comentarios:

  1. Muuuy bueno,algo duras las palabras en algún tramo. El modelo de familia «nuclear» o familia tipo hace mucho quedó atrás...el humor al cierre muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Hola acabo de pasar por aquí y me encontré tu blog, yo hace poco hice el mio sería genial que nos pudiéramos seguir,yo ya te sigo tw dejo el mío, saludos http://laslecturasdemagnusbane.blogspot.mx/2016/10/resena-la-peor-senora-del-mundo.html
    PD: por cierto también soy gay y creo que a veces el estereotipo de gay hace que a unos nos linchen por otros,un saludo.

    ResponderEliminar